Dirección General de Industria y Energía
012










Condiciones especiales (Bono Social)

¿Qué es el bono social?
 
El Bono Social de electricidad es una tarifa con un descuento fijado por el gobierno sobre el Precio Voluntario Pequeño Consumidor (PVPC) que pretende proteger a los hogares con menos posibilidades económicas.
Está dirigido a ofrecer ayuda a aquellos hogares que no pueden permitirse pagar la energía necesaria para alcanzar un nivel de confort adecuado, o que se ven obligados a realizar un gasto excesivo para conseguirlo o acercarse a él.
Son básicamente tres los factores que identifican las principales causas de la pobreza energética: ingresos económicos escasos, baja eficiencia energética de las viviendas y los elevados precios de la energía.
Dependiendo del grado de Vulnerabilidad se consigue un descuento en la tarifa regulada del PVPC del 25% (vulnerables) o del 40% (vulnerables severos), sobre el total de la factura de electricidad aunque siempre con un límite de energía.
Consumidor Vulnerable con criterios de renta más críticos: a) Criterio renta: ≤ 50% del umbral establecido para los tres criterios de cliente vulnerable b) Familias numerosas: renta ≤ a 2 veces el IPREM Pensionistas: renta ≤ a 1 vez el IPREM.
Consumidor Vulnerable Severo que sea atendido por los Servicios Sociales de una administración autonómica o local que financien al menos el 50% del importe de su factura a PVPC, previo a la aplicación del descuento por bono social (antes de 5 meses desde la emisión de la factura). El resto de la factura será asumida por las comercializadoras que operan en el sector eléctrico. Además, dentro de este grupo también estarán los consumidores en riesgo de exclusión social, que son aquellos consumidores vulnerables severos que están siendo atendidos por los servicios sociales de los ayuntamientos o comunidades autónomas. A estos consumidores no se les podrá cortar el suministro eléctrico, mientras los organismos designados se hagan cargo del coste de su factura.
Se amplía de dos a cuatro meses el plazo para suspender el suministro, una vez que se ha producido el impago
Plazos: la Comercializadora de Referencia dispone de un plazo, desde que se recibe la documentación, de 30 días (periodo transitorio) / 15 días (después del transitorio) para comunicarle al cliente el resultado de las comprobaciones y si le ha sido concedido el Bono Social, según los requisitos del RD. La comunicación con el Cliente se realizará por el mismo medio por el que se haya hecho la solicitud.
Activación: el Bono Social se devenga desde el primer día del ciclo de facturación en el que se reciba la solicitud completa con la documentación acreditativa. Se aplicará en la siguiente factura siempre que se emita como mínimo 30 días (periodo transitorio) / 15 días (después del transitorio) después de la recepción de la solicitud, si no en la factura inmediatamente posterior.
Renovación: el Bono Social se aplicará durante el plazo de dos años, salvo en el caso de familias numerosas que se aplicará mientras se encuentre vigente el título de familia numerosa. Pasado ese plazo de dos años y con una antelación mínima de 15 días antes de que finalice el plazo, el consumidor podrá solicitar su renovación por dos años adicionales.
http://www.minetad.gob.es/energia/bono-social/Paginas/bono-social.aspx
 
¿Qué requisitos se exigen para poder acogerse al bono social?
 
Para poder beneficiarse del Bono Social, es necesario tener el contrato de luz en una PVPC (Precio Voluntario del Pequeño Consumidor) y ser titular del contrato de electricidad. La tarifa PVPC sólo se puede contratar mediante un “comercializador de referencia”. Está limitado a hogares con menos de 10 kW de potencia contratada y es compatible con la discriminación horaria, pero únicamente puede solicitarse para la residencia habitual, por lo que un mismo titular no puede tener activada este descuento en dos viviendas.
 
Le informamos que el 10 de octubre de 2017 han entrado en vigor las nuevas condiciones de aplicación al bono social, que supone un descuento en la factura sobre el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC).
 
Los nuevos requisitos que deben cumplir los consumidores vulnerables que pueden quedar acogidos al bono social, se encuentran recogidos en el artículo 3 del recientemente aprobado Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre, por el que se regula la figura del consumidor vulnerable, el bono social y otras medidas de protección para los consumidores domésticos de energía eléctrica, que se recogen en la siguiente página.
 
Si usted cumple los requisitos señalados y desea solicitar la aplicación del bono social en su factura, el modelo de solicitud de bono social está disponible en los siguientes enlaces de estas comercializadoras:
 
 
De acuerdo con la normativa en vigor, si antes del 11 de abril de 2018 no ha solicitado usted la aplicación del bono social bajo las nuevas condiciones y actualmente es usted beneficiario, a partir de la primera factura que se emita desde dicha fecha, o en la inmediatamente posterior, dejará de resultarle de aplicación el bono social y su suministro de electricidad se facturará al PVPC.
 
Artículo 3. Definición de consumidor vulnerable.
 
A los efectos de este real decreto y demás normativa de aplicación, tendrá la consideración de consumidor vulnerable el titular de un punto de suministro de electricidad en su vivienda habitual que, siendo persona física, esté acogido al precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC) y cumpla los restantes requisitos del presente artículo.
 
Para que un consumidor de energía eléctrica pueda ser considerado consumidor vulnerable, deberá cumplir alguno de los requisitos siguientes:
 
a) Que su renta o, caso de formar parte de una unidad familiar, la renta conjunta anual de la unidad familiar a que pertenezca sea igual o inferior:
 
- a 1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) de
14 pagas, en el caso de que no forme parte de una unidad familiar o no haya
ningún menor en la unidad familiar.
 
- a 2 veces el índice IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya un menor
en la unidad familiar.
 
- a 2,5 veces el índice IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya dos
menores en la unidad familiar.
 
A estos efectos, se considera unidad familiar a la constituida conforme a lo dispuesto en la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio.
 
b) Estar en posesión del título de familia numerosa.
 
c) Que el propio consumidor y, en el caso de formar parte de una unidad familiar, todos los miembros de la misma que tengan ingresos, sean pensionistas del Sistema de la Seguridad Social por jubilación o incapacidad permanente, percibiendo la cuantia mínima vigente en cada momento para dichas clases de pensión, y no perciban otros ingresos.
 
3. Los multiplicadores de renta respecto del índice IPREM de 14 pagas establecidos en el apartado 2.a) se incrementarán, en cada caso, en 0,5, siempre que concurra alguna de las siguientes circunstancias especiales:
 
a) Que el consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar tenga discapacidad reconocida igualo superior al 33%.
b) Que el consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar acredite la situación de violencia de género, conforme a lo establecido en la legislación vigente.
c) Que el consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar tenga la condición de víctima de terrorismo, conforme a lo establecido en la legislación vigente.
 
4. Cuando, cumpliendo los requisitos anteriores, el consumidor y, en su caso, la unidad familiar a la que pertenezca, tengan una renta anual inferior o igual al 50% de los umbrales establecidos en el apartado 2.a), incrementados en su caso conforme a lo dispuesto en el apartado 3, el consumidor será considerado vulnerable severo.
 
Asimismo también será considerado vulnerable severo cuando el consumidor, y, en su caso, la unidad familiar a que pertenezca, tengan una renta anual inferior o igual a una vez el IPREM a 14 pagas o dos veces el mismo, en el caso de que se encuentre en la situación del apartado 2.c) o 2.b), respectivamente.
 
5. En todo caso, para que un consumidor sea considerado vulnerable deberá acreditar el cumplimiento de los requisitos recogidos en el presente artículo en los términos que se establezcan por orden del Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital.